Publicado el

ANALISIS DEL COSTO DE VENTAS FISCAL

Para determinar el resultado fiscal del ejercicio, se tiene deducciones que ayudan a disminuir la carga tributaria como se establece en el titulo II de las personas morales de la ley del impuesto sobre la renta (ISR), entre las deducciones que estas personas pueden realizar es el costo de lo venido en la fracción II del artículo 25 LISR, dicha deducción se especifica en la sección III de la citada ley.

La NIF A-5 define al costo como el decrementos de los activos o incrementos de los pasivos de una entidad, durante un periodo contable, con la intención de generar ingresos y con un impacto desfavorable en la utilidad o pérdida neta o, en su caso, en el cambio neto en el patrimonio contable y, consecuentemente, en su capital ganado o patrimonio contable, respectivamente.

Por lo cual podemos definir que el costo de venta es el importe de las erogaciones efectuadas y de la aplicación del recurso durante un periodo de tiempo, para la realización de la actividad preponderante de la entidad.

La ley del impuesto sobre la renta establece que el costo de las mercancías que se enajenen, así como las que integren el inventario final del ejercicio se determinaran con base al sistema de costeo absorbente, sobre la base de costos históricos y predeterminados. El  costo se deducirá en el ejercicio en el que se acumulen los ingresos derivados de la enajenación de los bienes.

Para determinar el costo se excluirá el de la mercancía, así como el de la producción en proceso, al cierre del ejercicio.

El costo que considerarán los contribuyentes con actividades comerciales de adquisición y enajenación de mercancías será el de:

El costo que consideraran los contribuyentes con actividades distintas a la adquisición y enajenación de mercancías, considerarán  dentro del costo. 

Si los conceptos antes mencionados guardan relación indirecta con la producción formaran parte del costo de acuerdo a su importancia con esta.

El artículo 41 de la citada ley establece los métodos de valuación de inventarios, estableciendo que los contribuyentes podrán optar por alguno de los siguientes métodos:

  • Primeras entradas primeras salidas (PEPS).
  • Costo identificado.
  • Costo promedio.
  • Detallista.

Cuando se haya elegido un método de valuación de inventario este se deberá utilizar durante un periodo mínimo de cinco ejercicios. Si se utilizara un método distinto a los mencionados, el contribuyente podrá seguir utilizándolo pero solo para efectos contables siempre que se lleve un registro de la diferencia del costo de las mercancías que exista entre el método contable utilizado y el método señalado por la LISR, la cantidad que se determine de la diferencia entre ambos métodos no será acumulable o deducible.

Si el contribuyente cambiara su método de valuación de inventarios después de haber pasado el tiempo mínimo establecido y se generara una deducción, esta se disminuirá proporcionalmente en los cinco ejercicios siguientes.

Para cumplir de manera correcta con nuestras obligaciones fiscales es importante conocer el tratamiento que se le debe dar a las deducciones,  y en este caso al costo de venta, por lo cual el contribúyete debe reconocer los elementos que se integran dentro del costo de acuerdo a las actividades que se realizan,  así como los métodos de valuación que especifica la ley pueden ser utilizados para el control de los inventarios, teniendo claro que es distinto el tratamiento contable al tratamiento fiscal y de esta manera no incurrir en alguna falta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *